Actividades Para Mejorar la Motricidad Fina.

La motricidad fina es la habilidad para realizar aquellas actividades que necesitan una mayor precisión, como las que necesitan control de las manos, dedos, pies; como por ejemplo:

  • Coger un objeto con la mano
  • Llevar un objeto de un lado a otro
  • Atarse los cordones
  • Cepillarse los dientes
  • Escribir de manera coordinada

Son actividades simples pero vitales para el desarrollo de la vida diaria, si un niño no tiene la capacidad para realizarlas adecuadamente afectara su aprendizaje y su autoestima. Por eso es importante aprender a desarrollarlas con normalidad, acá te damos algunas actividades para desarrollar estas capacidades con más facilidad:

  Pintar con los dedos:

Tiras un papel grande en el piso y dejas que tu niño pinte lo que quiera con los dedos, haciendo figuras y pintando dibujos que tú le hagas en el papel, es una actividad que a él le encantara.

Modelar con plastilina:

Crear figuras, amasar y crear figuras con la plastilina, fortalece dedos y manos.

Recortar:

Una actividad muy buena e importante para desarrollar la motricidad fina y a los pequeños les gusta recortar papel.

Colorear:

Funciona para mejorar la precisión de los movimientos de la mano y del hombro.

Clasificar botones:

Jugar a clasificar los botones por forma, color o tamaño es una actividad que funciona para desarrollar varias habilidades.

Armar Legos:

Sin duda algo que les encanta a los niños, y que funciona para la concentración, y para las habilidades de las manos.

La Doctora Gladis Bécquer en su estudio acerca de la motricidad fina, asume el concepto de motricidad fina como “la armonía y precisión de los movimientos finos de los músculos de las manos, la cara y los pies”. Es decir, es el tipo de motricidad que permite hacer movimientos pequeños y muy precisos.

Cuando el niño ha logrado precisión en sus movimientos finos, podemos decir que sus destrezas motoras finas están instauradas, lo cual favorecerá el agarre de pinza para una buena escritura, así como también podrá vestirse solo y atarse los cordones de los zapatos sin ayuda. Para hacerlo deberá haber adquirido el control del gesto fino y un movimiento preciso debido a la maduración de su coordinación viso-manual.
El desarrollo de la motricidad fina en niños y niñas en la etapa infantil les brindará autonomía y seguridad en la realización de actividades de todo tipo tanto en la casa como en la escuela.

Desarrollo de la Motricidad Fina

Rocio Escobar Diplomada en enfermería (UB) especialista en pediatría. Máster en Gestión y Dirección de Instituciones Sanitarias (UAB) y redactora para forobebe.com nos expresa claramente como evoluciona la capacidad motriz de los 0 a 3 años.

– De 0 a 2 meses: el reflejo de prensión está presente desde el nacimiento, los bebés aprietan la mano si se les roza. Hacia el final de los dos meses tu bebé descubrirá sus manos y podrás sorprenderlo mirándoselas una y otra vez.

– De 2 a 4 meses: se inicia la coordinación mano-ojo y con ella una etapa de ensayo-error al ver los objetos e intentar agarrarlos con las manos.

– De 4 a 5 meses: el bebé alcanza uno de los grandes hitos de la motricidad fina, es capaz de coger un objeto cercano sin necesidad de mirar sus manos previamente. Inicia la exploración de todo lo que cae en sus manos a través de la boca.

– De 6 a 9 meses: el bebé ya sostiene con soltura objetos en sus manos, es capaz de cambiar el objeto de una mano a la otra, golpea los objetos entre si y hace «palmitas».Bebé haciendo «palmitas»

– De 9 a 12 meses: observa los objetos antes de cogerlos, utiliza toda la mano y es capaz de empujar con el dedo indice.

– De 12 a 15 meses: se produce el mayor logro en la motricidad fina hacer la pinza, que consiste en poder coger objetos entre el dedo índice y pulgar, lo que permite pellizcar y separar las piezas pequeñas de las grandes.

– A partir de los 15 meses y hasta los 3 años el bebé aprenderá movimientos más complejos gracias a la prensión madura, que le permite coger objetos grandes con firmeza y objetos pequeños con precisión. Por ejemplo: pasar las páginas de un libro, construir una torre de cubos, abrir cajones, tirar de un muñeco con cuerda,…

 

Elaborado por: Diana Betancur – We Are Moms.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.