¿Qué es la atención plena?

Es bueno que los niños practiquen la atención plena, esto hará que se encaminen en el presente. Logrará ayudar a los niños a observar sus pensamientos negativos y reemplazarlos por cosas positivas y así mismo se reducirá el estrés y la ansiedad.

Es importante enseñarles a nuestros hijos a construir una mente fuerte para protegerlos de cualquier tipo de enfermedad mental o sentimiento doloroso, lo mejor es tener pensamientos positivos para forjar un buen carácter.

Básicamente la atención plena es ver nuestros pensamientos y sentimientos, centrarnos en ellos identificándolos y trabajar en mejorar relajándonos y concentrándonos en el presente.

Te daremos algunos consejos para que tus hijos y tú practiquen una atención plena:

  • Se puede practicar en cualquier lugar y a cualquier hora.
  • Estar en silencio y conectarse con uno mismo.
  • Estar consciente de lo que sentimos y pensamos y sacar lo negativo de nuestro cuerpo.
  • No hay que juzgarse por lo que se sienta o se piense, es importante aceptar lo que se piensa.
  • Es bueno dedicarle tiempo, hacerlo todos los días es importante durante unos minutos.
  • Sentir la respiración, inhalar y exhalar lentamente.
  • Piense que todo tiene solución, que usted es dueño de sus pensamientos y de la forma en la que ve las cosas. Todo se puede cambiar y mejorar.
  • Meditar con nuestros niños es muy importante, hacerlos participes de todas las actividades de meditación.
  • Explicarles la importancia de la atención plena, que es y por qué es bueno practicarla; lo hará más consciente a la hora de realizarla.

La atención plena es muy importante en nuestra vida, y transmitirla a nuestros hijos lo es aún más. Enseñarlos a focalizar sus sentimientos, a meditar, a identificar que los afecta, a sacar esos sentimientos de ira que surgen en ocasiones por las actividades del día a día y a controlarlos para evitar el estrés y la ansiedad.

Compartir con nuestros hijos mediante la meditación estrechara los sentimientos de amor y de positividad entre los dos. Con el trabajo diario y la prisa de todos los días, no caemos en cuenta que nos desconectamos muchas veces de nuestros hijos y debemos recuperar esta conexión y así contribuir con los sentimientos positivos.

Elaborado por: Diana Betancur – We Are Moms.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.